Nuestra pasión por la cocina, la repostería y la decoración nos acercó hasta convertirnos en amigas íntimas.

Apasionadas de los tonos pastel, los detalles cuidados y todo lo que tenga que ver con el mundo de las flores. Mamás a tiempo completo, conciliamos para terminar de dar rienda suelta a nuestros sueños y dedicarnos profesionalmente a aquello que nos hace felices. Y así, nació Aquarela… la marca que llevamos dentro.

La que cuidamos y mimamos en cada pequeño detalle. La que queremos que crezca endulzando cada evento, haciendo de cada momento un instante único que merece la pena fotografiar y ser recordado.

De formación universitaria muy distinta, confluimos en lo esencial: Nuestra pasión por las cosas Bonitas. Adictas a cualquier curso de repostería, decoración, hand made o craft…que nos permita crecer y seguir ofreciendo la mejor versión de nosotras mismas.

Si quieres saber más sobre nuestro equipo continúa leyendo más aquí.

Y si tienes curiosidad por conocerme un poco más, a mí, que comencé este proyecto, aquí   te dejo mi pequeña historia.