En 2018 Aquarela empezó a crecer poquito a poco. Y para poder continuar ofreciendo nuestros servicios con la mayor demanda de clientes, decidimos ampliar en equipo.

Patricia, decoradora por naturaleza, la chica de las mil ideas y la que nos hace partirnos de risa… Experta en moda, tejidos, colores y directora de las puestas en escena.

Comenzamos este chiringuito juntas y es quien me ha mantenido con los pies en la suelo; guiándome siempre por el camino de baldosas amarillas…

 

 

 

Rosa, que recientemente se ha unido al equipo. Enfermera de profesión y repostera por vocación.

Meticulosa, exquisita y perfeccionista, supe que era perfecta para el equipo desde la primera vez que la vi coger una paleta.

Con una técnica admirable y una varita mágica capaz de convertir unos cuantos bizcochos en un espectáculo de Tarta.

 

 

Yo soy Carmen, y empecé toda esta locura. Si quieres saber sobre mí, puedes leer un poco más aquí.